02 de octubre de 2020

 

Se cumple un año del fallecimiento de José-José

 

 

Escenarios 28 de septiembre de 2020.- A un año de la muerte de José-José se incrementan los conflictos y problemas entre sus familiares. Es una larga y triste historia, después del fallecimiento del cantante mexicano José José el 28 de septiembre de 2019 en Homestead, Florida, se vivió una complicada jornada en la lucha por el repatriamiento de sus restos mortales a México, el descubrimiento de la verdadera causa de la muerte, peleas entre hermanos, los arreglos y la procesión de su funeral en México y las diferentes incógnitas que quedaron tras su deceso.

Alcoholismo y adicciones
José dijo que comenzó a beber a la edad de quince años, cuando su padre (un alcohólico) se fue de casa. Como resultado de su alcoholismo, desarrolló un hábito por la cocaína.

Afirmó que su adicción se debía a que "era frágil, débil, inocente, ignorante, de carácter débil y no sabía cómo decir que no". A principios de la década de 1970, después del éxito de "El Triste" y la falta de colaboración con Frank Sinatra, cayó en la depresión y el alcoholismo, pero logró dejar de beber por un tiempo.

Su batalla en curso contra el alcoholismo continuó durante las décadas de 1970 y 1980. Asistió a reuniones de AA y dejó de beber por períodos de tiempo, pero volvió a caer en la adicción. Después de su divorcio con Anel en 1991, alcanzó su punto más bajo.

Problemas de salud
Durante su carrera como cantante, José José sufrió de diferentes enfermedades. Sufrió un severo caso de neumonía en 1972 y su diafragma quedó paralizado. En 1987, se sometió a una operación en el Cedars-Sinai Medical Center para extirparse los ganglios del pliegue vocal como consecuencia del uso excesivo de cortisona antes de cantar, el consumo de alcohol y la falta de descanso. Desarrolló diabetes. En 2001, sufrió un caso de enfisema.En 2007, sufrió de la parálisis de Bell. Luchó contra la retinopatía diabética en uno de sus ojos, En 2012, se sometió a una cirugía de estómago debido a la gastritis. En noviembre de 2013, se sometió a una operación para extirparse las cataratas de uno de sus ojos.

Fallecimiento y reacciones
En 1995, José se casó con Sara "Sarita" Salazar, su tercera esposa. El mismo año durante una gira latinoamericana, nació su tercer hijo, la cual fue una niña y la llamo Sara. Vivió en Miami, Florida, hasta sus últimos días junto a su esposa e hija. En marzo de 2017, anunció que había sido diagnosticado con cáncer de páncreas. El 28 de septiembre de 2019, aunque no fue completamente confirmado pues una autopsia no fue realizada, José José presuntamente falleció debido a la enfermedad en el hospital Homestead en Homestead Florida a las 12:17 p.m., a la edad de 71 años.

Restos de José José
Tras la muerte de José José, poco se supo sobre qué había pasado con él y donde se encontraban sus restos, supuestamente ni siquiera su viuda Sara Salazar sabía dónde se encontraba su cuerpo, pues la única a cargo de esta tarea fue su hija Sara Sosa, quien no dio ninguna información al respecto. Esto provocó que un hashtag en Twitter con la leyenda "#dondeestajoséjosé" se volviera tendencia nacional.

Los hijos de su segundo matrimonio, Marysol Sosa y José Joel, se trasladaron a Miami al recibir una llamada de Sara, en la cual les informaba sobre la muerte de su padre. Sin embargo al llegar a Estados Unidos, su hermana no los recibió y ninguno obtuvo noticias sobre el cuerpo de su padre, ni sobre su acta de defunción, ni reportes médicos, y tras esto el consulado les ofreció su apoyo en la búsqueda de su padre.

Aunque según la propia Sara, Marysol y Joel sabían dónde se encontraba el cuerpo de su padre. El 1 de octubre, los tres hermanos Marysol, Joel y Sara, lograron llegar a un acuerdo y adujeron a una "reconciliación". El 2 de octubre, José Joel regreso a México debido a compromisos de trabajo. Finalmente el 3 de octubre, Marysol logró ver el cuerpo de su padre y saber dónde se encontraba.El 4 de octubre, un funeral para José fue llevado a cabo en Miami, el cual fue exclusivo para familia y amigos aunque se dice que el ataúd en el cual supuestamente se encontraban sus restos estaba vació.

El 6 de octubre, se le realizó un homenaje en el auditorio del condado de Miami. Sus restos fueron depositados en un ataúd brillante, con matices dorados y plateados nombrado “The Promethean” ("El prometido") similar al del fallecido en 2009 Michael Jackson, el cual costo entre 10 mil y 24 mil dólares, debido al tapizado en su interior y del enchape en oro de 24 quilates.

Seguido de esto, Marysol y Joel intentaron repatriar el cuerpo de su padre de vuelta a México y también pidieron una autopsia antes de la cremación programada de su cuerpo, la cual pudieron aplazar por 48 horas y así poder saber su verdadera causa de muerte. Sin embargo, Sara no les permitió llevarse su cuerpo a México ni tampoco la autopsia y José fue finalmente cremado el 8 de octubre.

También el 8 de octubre, su acta de defunción fue revelada, la cual contradecía cosas que Sara y su madre, quienes fueron las últimas personas con las que José paso sus últimos días, habían dicho sobre su muerte. Sus cenizas fueron divididas y una porción de las cenizas se quedó en Miami, mientras que las cenizas sobrantes fueron enviadas de regreso a México.